La fragmentación del hábitat es el proceso por el cual una superficie grande y continua de hábitat queda reducida en área y dividida en dos o más fragmentos.
Casi todas las reducciones de la superficie de un hábitat van acompañada de fragmentación, pero un hábitat puede fragmentarse sin que haya una reducción significativa de su área, como ocurre cuando se divide el hábitat original por medio de carreteras, vías férreas, canales, líneas eléctricas, vallas, oleoductos, cortafuegos o cualquier ora barrera para le movimiento de las especies.
Los fragmentos de hábitat difieren del hábitat original de dos maneras significativas: 1) los fragmentos tienen más longitud de hábitat de borde o margen (hábitat adyacente a actividades humanas) con respecto al área total de hábitat, y 2) el centro de cada fragmento de hábitat está más cerca del margen.
La fragmentación del hábitat amenaza a la persistencia de las especies. En primer lugar, la fragmentación puede limitar el potencial de dispersión y colonización de una especie. A medida que se extinguen las especies dentro de cada uno de los fragmentos a través de procesos naturales de sucesión o dinámica de poblaciones, las barreras impedirán la llegada de nuevas especies, y el número de especies del fragmento de hábitat disminuirá con el tiempo.
Un segundo aspecto perjudicial de la fragmentación de hábitats es que puede reducir la capacidad de obtener alimento de los animales nativos.
La fragmentación de hábitats puede también precipitar la reducción y extinción de una población a causa de la división de una única población de distribución amplia en dos o más subpoblaciones de distribución restringida. Estas poblaciones menores son más vulnerables a la depresión endogámica, la deriva genética y otros problemas asociados a las poblaciones pequeñas, (depresión endogámica: el apareamiento entre parientes cercanos puede ocasionar depresión endogámica, una afección caracterizada por una menor descendencia o una descendencia de individuos débiles o estériles.). Mientras que una superficie de hábitat puede ser suficiente para una sola población grande, es posible que ninguno de los fragmentos puede sustentar una subpoblación lo bastante grande para persistir por un largo periodo de tiempo.


[MSGC-5/11/2007]
Como ejemplo de fragmentación de hábitat: "Las estaciones de esquí ponen en riesgo al oso"