M.Goñi, 22/11/12

Muchos quizás ya conocéis esta carta, La respuesta del Jefe Seattle al presidente de los Estados Unidos (1854), persona "adelantada" a su tiempo con respecto a la conservación o quizás los retrasados somos las generaciones de ahora. Toda una lección que parece que no terminamos de aprender desde hace ya mucho tiempo.





















(r.zafra 23/12/2009)

Creo que es necesario conservar, y que por tanto, no es un lujo innecesario, pero si es cierto, que hay ciertas especies cuya función ecológica es mas importante que otras, y es en el caso de estas especies de gran importancia ecológica, en las que hay que centrar los medios que poseemos y conocemos para la conservación.No quiero decir con esto, que unas especies tengan mas "valor" que otras, pues creo que no hago dudar a nadie,diciendo que todas las especies tienen un valor intrínseco, pero si es cierto,que en ocasiones se realizan muchos esfuerzos en conservar ciertas especies animales o vegetales, que de cara a la galeria y a la opinión publica,queda fetén, mientras que dejamos que otras, incluidas el hombre, mueran tragicamente, o desaparezcan.
És importante conservar especies, pero hay que desarrollar planes de conservación, basandose en el asesoramiento de científicos, expertos y profesionales, que aconsejen y ayuden a decidir que especies tienen cierta prioridad en los planes de conservación, y cuales pueden considerarse como un "lujo innecesario".



Conservación y Bienestar humano

Por si a alguno le quedaban dudas de que la conservación de la biodiversidad es una NECESIDAD, os recomiendo este artículo:

Kareiva,P; Marvier,M; El hombre en los programas de conservación. (12-20) Investigación y Ciencia, Dic2007.

El artículo comienza con: "Enfrentar a la Naturaleza y la biodiversidad contra las personas carece de sentido. Nuestra salud y bienestar deberían situarse en el centro de las medidas proteccionistas". Con esto, se encabeza un artículo que defiende la conservación desde el paradigma de la estrategia de recursos ecosistémicos. Y hace, además, especial hincapié en la necesidad de protección en las áreas más pobres del planeta.


Conservación, ¿un lujo innecesario?

(Yannick, 08/01/2007)

Visto que ante una problemática como esta, en una clase de Ciencias Ambientales vamos a estar todos más o menos de acuerdo, voy a interpretar el papel del "abogado del diablo" y repetir aquí algunos de los argumentos a los que me he tenido que enfrentar en algunas discusiones.

Desde el punto de vista económico es indudable que la pérdida de biodiversidad (a una gran escala) arrastraría efectos nefastos y enormes costes ligados a la reproducción artificial de los servicios naturales, que hasta ahora nos han sido prestados gratuitamente.

Sin embargo la visión ética quizás no sea tan clara como muchas veces se plantea. Por todos es sabido que nos encontramos en uno de los puntos de la historia en que mayor biodiversidad hay en el planeta. A lo largo de millones de años factores externos como colisiones de asteroides o grandes erupciones volcanicas han regulado el número de especies que hay sobre el planeta. Dichas grandes extinciones se han repetido a intervalos más o menos regulares:...

Hace ya 65 millones de años que no se produce una gran extinción de este tipo y los astrónomos nos asustan cada día con nuevos descubrimientos y fatídicas probabilidades. ¿Es de verdad el hombre el destructor, y a la vez el salvador, en el que muchas veces intenta erigirse? La evolución natural, para bien o para mal, permitió que una especie evolucionara hasta superar las propias leyes naturales y dominar y conquistar todos los ecosistemas, climas y especies. ¿Acaso no somos el nuevo mecanismo regulador? ¿la sexta gran extinción? ¿debemos interrumpir el mecanismo de la evolución, que natural (y quizás intencionadamente) nos concedió el poder de la matanza? Y por último, ¿de qué sirve conservar, si antes o despues una gran extinción (producida o no por nosotros) acabará con gran parte de la vida?

Hablamos de ética, pero la ética no es sino algo inventado por el hombre. La naturaleza no tiene ética. Un león no duda en asesinar los cachorros del último macho, ni de cazar la cría de pocas horas de edad. No nos parece cruel porque son mecanismos de regulación, pero qué nos dice que no somos nosotros lo mismo...

Lo que es seguro es que la evolución y la restauración natural no tiene freno ni fin. Ninguna civilización, asteroide ni invierno nuclear logrará evitar que la vida reconquiste y evolucione en el planeta. Visto así... ¿es la conservación un lujo innecesario?

(Zakouma, 7/12/2007)
Después de conocer la esperpéntica historia de los pobres castores del Rio Aragón, son muchos los interrogantes que pueden venir a la cabeza. ¿Seudo-ecologistas furtivos que reintroducen una especie con nocturnidad y alevosía? ¿Castores sin papeles que deben ser devueltos a sus países de origen? Esto hace reflexionar sobre los límites a los que puede llegar esto. Desde luego, no es una manera adecuada esa reintroducción camuflada, sabemos cuántos estudios hay que realizar y lo difícil que puede llegar a ser un trabajo de este tipo y, sin saber quién es el culpable, cualquiera sabe qué tipo de motivos y conocimientos llevaron a esta decisión. Siempre podemos pensar que ha sido una asociación o grupo que tenga los profesionales necesarios para saber hacerlo correctamente, pero después de las barbaridades ocurridas en Castellón y Santiago en los últimos días, cualquiera se fía. No vamos ahora a comparar la conservación que tan minuciosamente llevan a cabo muchos profesionales con la enajenación de estos ecologistas que parece que solo pretenden destruir los ecosistemas de ciertas regiones y las economías de ciertos trabajadores. Tampoco entraremos a la discusión sobre los abrigos de pieles, porque además casi todos pensaremos igual. Pero una cosa está clara: en este sistema actual hay que hacer las cosas con la ley en la mano y cubrirse las espaldas. Ciertos grupos no deberían ir por ahí tomándose la justicia por su mano, aunque la duda moral que se plantea es grande, porque quizás erradicar los castores sea un poco radical aunque, por otra parte, si mandan sin ningún pudor a los inmigrantes ilegales a sus países de origen donde les espera el hambre, la pobreza o la guerra, qué no harán con unos simples animales.
Mi reflexión es que lo primero que debemos hacer los que tenemos un poco de interés por este planeta es estar unidos y hacer las cosas bien, porque siempre habrá gente que esté esperando el más mínimo error para acabar contigo, algo que a todos nos enseña la vida misma. Conservar es como todo: siempre que se haga con algo de lógica y de razón, seguro que es positivo.

(Pesk 22/11/2007)
Una buena justificación para conservar las especies sería la de mantener una diversidad y un acervo genético, que aporte a los diferentes seres unos caracteres y unas adaptaciones al medio que les permitan sobrevivir.
Como ejemplo claro cabe destacar el caso de las truchas planteado en la salida al Alto Tajo. En este sentido tenemos que las truchas autóctonas del Tajo presentan una serie de adaptaciones genéticas que le permiten soportar bajas concentraciones de oxigeno disuelto en el agua, por lo que en verano, cuando los cauces se desecan, las truchas son capaces de sobrevivir en pozas con bajas concentraciones de oxigeno. El problema vino cuando se introdujeron truchas centroeuropeas que no presentaban esta adaptación. Esto provocó un problema de contaminación genética, causando la hibridación de la especie introducida con la autóctona (hasta un 60% de los caracteres eran de la trucha centroeuropeas). Por lo que en cierto sentido se perdió esta capacidad, y muchas truchas comenzaron a morir con la llegada del verano ya que no estaban adaptadas a sobrevivir bajo condiciones de poco oxigeno disuelto.
Esta es una razón más por la cual conservar no es un lujo innecesario.

(Tx 3/10/2007)
El hombre siempre ha tenido que luchar por su supervivencia en un medio con recursos limitados. Su éxito se basa en su capacidad de alterar el medio natural a su conveniencia. El mundo está ya muy alterado por el hombre. El 83% de la superficie terrestre está afectado por actividades humanas. No se trata de conservar sino de gestionar la biodiversidad para beneficio del hombre. El bien de la sociedad humana precede al bien de la naturaleza.

Argumentos éticos para la conservación de todas las especies:
(LOR x 18/10/2007)
- Todas las especies tienen derecho a existir. Tienen un valor propio (valor intrínseco) que es independiente de las necesidades del hombre. Este argumento abandona la visión antropocéntrica, considera a los humanos como una especie más dentro de los seres vivos.
- Todas las especies son interdependientes. Por la pérdida de una sola especie se puede ocasionar la extinción en cadena de las demás especies que forman una comunidad. Tendríamos en cuanta este argumento para asegurar nuestra propia autoconservación.
- Las personas tienen la responsabilidad de actuar como administradores de la Tierra, en numerosas religiones se recoge esta idea.
- Las personas tienen una responsabilidad hacia generaciones futuras. Si sobreexplotamos los recursos naturales, degradamos ecosistemas y extinguimos especies estamos disminuyendo la calidad de vida de generaciones futuras, no podrán disfrutar de lo que existe hoy en día. Por ello surge la idea de que " tomamos prestada la Tierra de las generaciones futuras y debemos devolvérsela en buenas condiciones".
- El respeto por la vida humana y la preocupación por los intereses humanos son compatibles con el respeto a la diversidad biológica. No se pretende anteponer el medio ambiente al bienestar de las personas. Si se trabaja para que las personas tengan el sustento asegurado y conciencia de los problemas ambientales estarán más dispuestos a proteger el medio ambiente.
- La naturaleza tiene un valor espiritual y estético que trasciende su valor económico. Artistas de toda índole se han inspirado en la naturaleza, sin ella se perdería inspiración y por tanto arte. La pérdida de diversidad empobrece nuestra existencia, las especies extinguidas sólo se pueden ver en libros, documentales o disecados pero esto no es suficiente.
- La diversidad biológica es necesaria para comprender el origen de la vida. Cuando se extinguen especies se pierden pistas para resolver el misterio. En concreto para la evolución humana es muy importante el estudio de las comunidades naturales de gorilas, chimpancés y orangutanes.
Bibliografía: Primack, R. B. y Ros, J. (2002). Introducción a la biología de la conservación. Ariel Ciencia.

(Marta Moreno 19/10/07)La biodiversidad y su (no) conservación


En respuesta a la pregunta si la conservación es un lujo innecesario (qmasda 22/10/2007):

Why Biodiversity?
Why should we care about biodiversity?

En estas páginas web, podemos encontrar la justificación de por qué es necesario la conservación. Desde un punto de vista 'general' de la necesidad de conservación según la Global Biodiversity Assessment de la UNEP (United Nations Environment Programme), hasta un punto de vista más 'particular', numerando en que sectores o campos es fundamental y beneficiosa la conservación del medio natural (como por ejemplo: los beneficios económicos que porduce, la fuente de alimentos que es y tambien como fuente de medicina natural y materia prima para la medicina farmacológica).

Por tanto, queda claramente justificada la necesidad de la conservación y por tanto, mi negativa a la pregunta lanzada, ya que no considero la conservación como un mero lujo innecesario.


Fuente: World Wildlife Fund.

Algunos argumentos a favor de la conservación:

(Lss 25/10/2007)
On June 4, 1844, on the Island of Eldey, off of the coast of Iceland, two Great Auks, one of the most magnificent birds of all time, were killed. Why is this important? It just happened that they were the last of their kind. Great Auks are now known only from drawings, written descriptions, and very old stuffed specimens on display in a few museums. The term conservation was seldom used while the Great Auks lived.
Today conservation is talked about every day, and virtually everyone understands what conservation is. In the dictionary conservation is defined as preservation, especially of natural resources. It is estimated that 20 percent or more of the world's biological diversity may disappear in the next few decades. With the knowledge of why conservation is important we may be able to stop this from happening.
We want to conserve species and habitats not only for their beauty or their right to exist, but for their crucial role for the survival of human being. The most important reason for conservation though, is that each and every organism on earth is a single thread of a fragile web of life. With each thread that is destroyed the web of life is much weaker.
These are only some of my ideas about conservation that I want to share.
Algunos argumentos en CONTRA de la conservacion
(Lopo 29/10/07)

El principal argumento en contra de la conservación de la biodiversidad por su valor intrinseco es demasiado fuerte para obviarlo: todos los dias muere gente en los paises subdesarrollados por no tener que llevarse a la boca.

esto no implica que debamos rechazar por completo la conservación, sino tener en cuenta que el dinero y esfuerzo gastado en conservar especies como el Lince Iberico, que son totalmente relictuales y en palabras de ecologos: "extinto en la naturaleza", podria servir para proveer de mejoras sociales, alimentarias, medicas... a estas poblaciones subdesarrolladas que tanto lo necesitan.

por supuesto que debemos luchar por conservar las especies del planeta, pero no a costa de vidas humanas, no es moralmente aceptable salvar un lince que 100 etiopes por ejemplo

(Larousse 4/11/07) Un ejemplo de que la buena gestión puede llevar a la recuperación de especies en peligro de extinción.

Uno de los argumentos que más se esgrimen en contra de la gestión de especies en peligro de extinción, es que, en muchos casos, los esfuerzos están mal dirigidos puesto que las especies no ven incrementadas sus poblaciones. Este mes, en la revista National Geographic, se muestra un ejemplo de lo que sí se puede conseguir con una buena gestión de las especies.
El esturión chato, un pez de piel dura, placas óseas y desprovisto de escamas, que puede vivir hasta 60 años y medir un metro de longitud; es uno de los peces más antiguos de América del Norte. En 1973 se encontraba incluido en la Ley de Especies Amenazadas de Estados Unidos, debido a la sobrepesca, los embalses y la contaminación. En enero de este año, el biólogo Mark Bain publicó un estudio que demostraba que la población de esturión chato en el río Hudson ha pasado de los 13.000 individuos a finales de los años setenta a unos 60.000 en la actualidad. Esta recuperación se ha debido a una aplicación de controles de pesca y de contaminación más estrictos.
La recuperación de esta, y de otras muchas especies que por no ser emblemáticas no aparecen en los medios, deberían ser suficientes para hacer ver a los escépticos de la gestión de especies en peligro de extinción, que con una buena gestión se puede salvar una especie.
(Fuente: Artículo de Neil Shea, National Geographic)
Otro ejemplo en la misma línea: El línce ibérico invierte la tendencia negativa de perdida de sus poblaciones, y empieza a recuperarse. Incluso esta volviendo a sus anitguos territorios, en Castilla La Mancha. http://www.elpais.com/elpaismedia/diario/media/200711/06/sociedad/20071106elpepisoc_1_Pes_PDF.pdf
(J.Mayordomo)

(LauraFM 6/11/2007) Conservación, ¿Un lujo innecesario?
La conservación es esencial para la evolución de la vida y la supervivencia de los seres que pueblan la Tierra, pues todas las especies tienen una importante función dentro del equilibrio terrestre; pero no menos importante es la conservación de los espacios y ecosistemas naturales que inundan de vida nuestro planeta.
Según los expertos, el ser humano, con las enormes transformaciones que viene realizando en la naturaleza, está acelerando la desaparición de las especies a un ritmo de 100 a 200 veces superior al natural. La construcción de urbanizaciones, obras públicas, puertos, etc. en lugares especialmente sensibles, la tala de bosques maduros y su sustitución por especies de rápido crecimiento, la introducción de especies en ecosistemas ajenos, la extensión de monocultivos y el abandono de usos agrarios y ganaderos tradicionales o el aumento de los incendios, están suponiendo un grave ataque contra la biodiversidad. Algunos estudios estiman que dentro de 20 años podrían desaparecer hasta la mitad de las especies actualmente existentes.
La pérdida de biodiversidad afecta muy de cerca al ser humano. Los alimentos que consumimos en la actualidad proceden de miles de años de selección de las mejores especies naturales, o de la ingeniería genética más recientemente. Estas modificaciones las han vuelto más grandes, resistentes a condiciones meteorológicas adversas o ante determinadas plagas, pero se han hecho más débiles frente a otros problemas, hasta el punto de que algunas no pueden reproducirse sin intervención humana. También se sabe que la biodiversidad juega un papel fundamental contra las catástrofes naturales.
Asimismo, hay especies clave dentro de los ecosistemas a los que pertenecen, cuya desaparición arrastra la de muchas otras. En este sentido, la conservación de las especies silvestres es primordial para mantener el patrimonio genético que dichas especies atesoran y que las especies “domesticadas” han perdido.
Por otra parte, se utilizan hasta 20.000 especies distintas para producir todo tipo de medicamentos, desde la penicilina, la quinina, la morfina o la aspirina hasta productos contra determinados tipos de cáncer. Se estima que de las 250.000 especies de plantas conocidas, se han investigado sólo 5000 para posibles aplicaciones médicas. La multitud de productos químicos útiles como el caucho, resinas, aceites, lubricantes, perfumes, fibras, papel, colorantes, ceras, caucho, látex, corcho, lana, seda, piel, cuero, combustibles como el carbón, el petróleo o la biomasa, y un largísimo etcétera, también han surgido de la naturaleza. Se estima que pueden quedar hasta un 90% de especies por descubrir, por lo que las posibilidades de encontrar nuevos productos, medicinas o alimentos deben servir sobre todo para concienciarnos de la importancia de conservar la biodiversidad.
Como planteamiento general, la conservación de la biodiversidad debe realizarse protegiendo las especies y los hábitats en los que viven, teniendo en cuenta los ecosistemas enteros, para lo que las medidas legales y los planes de gestión y conservación son imprescindibles.

Beatriz Ciprian Pino (15/12/2008)...

¿Porque la mayoria de la gente es capaz de opinar y conservar el medioambiente?, cuando en realidad no tienen ni idea....

Mi funcion como ambientalista se que es conservar y proteger el medioambiente, siempre te caracterizan por sere la superwoman de la naturaleza mi pregunta es la siguiente estamos cansados o por lo menos yo de escuchar a la gente como seria capaz de conservar el medionatural.. -" el problema es sencillo solo basta con preservarlo"- , y les preguntas ¿ que es eso?, porque para todavía sigue siendo un tema muy complicado... hace ya tiempo lei en un articulo publicado que una politica de medioambiente era capaz de hablar del lince iberico en terminos de que el lince es un bobo como puede cruzar una via no sabe que por ahí hay coche??, como una señora y politica y ademas en medio ambiente puede hablar de esa manera??, todavia sigo sin entenderlo..

¿Por qué es importante conservar la biodiversidad?
(v.cimolai 02/Dic/2009)
Es una obviedad la dependencia del ser humano de los recursos naturales que ofrece la naturaleza pero, ¿qué nos aporta la biodiversidad en concreto?
Lo ideal sería encontrar una respuesta que demostrara de forma irrevocable la dependencia que tiene el hombre para su supervivencia o aumento del bienestar de la biodiversidad.
El argumento más utilizado es la potencialidad de especies que no son muy conocidas (o incluso se puede tener en cuenta aquellas que no se han descrito o descubierto aún). Las potencialidades a las que me refiero son sobretodo el desarrollo de medicamentos, alimentos, materiales, etc.
Este es un argumento que no me convence ya que en esencia lo que se está diciendo es que hay que conservar para en un futuro poder avanzar en bienestar pero, ¿por qué esperar al futuro cuando con el desarrollo actual, sin tener en consideración las necesidades de proteger la biodiversidad, puede ofrecernos esa ansiada mejora de la calidad de vida?
Otro argumento es el frágil equilibrio de los ecosistemas y el hecho de que si una especie desaparece todo el ecosistema queda gravemente afectado. Sin embargo muchas de las especies en peligro de extinción están situadas en la parte alta de la cadena alimentaria y su importancia relativa al resto de ecosistemas no es tanta como para constatar este argumento.
A mi entender no existe un argumento irrefutable que convezca a toda la sociedad de la necesidad de conservar en buen estado la biodiversidad.
Pero sin embargo es indudable la preocupación de gran parte de la sociedad por este tema. La respuesta a la pregunta debe pasar por fundamento éticos. Acaso tiene derecho el ser humano ha situarse en una posición de superioridad sobre el resto de especies del planeta? ¿somos los propietarios legítimos del planeta con derechos plenos sobre su uso y disfrute?
Todas las especies aprovechan los recursos para su beneficio, por ejemplo los depredadores cazan sin tener en cuenta que sus presas están en peligro de extinción. Es precisamente eso lo que diferencia al ser humanos, la capacidad de reconocer su entrono, analizarlo y tomar decisiones en consecuencia.
Por tanto lo que nos hace diferentes al resto de animales debe situarnos en una posición conciliadora de la vida urbana con la conservación.
Por último, no se debe olvidar los beneficios que aporta la biodiversidad al conjunto de la sociedad en cuanto al ocio y belleza estética que solo puede aportar los espacios naturales y que no se pueden reproducir mediante repoblaciones. Un sistema que ha tardado cientos o miles de años en consolidarse no puede imitarse en la décima parte de tiempo.